Tortuga marina celebró su día mundial en San José

0
7
  • Celebración usualmente se realiza en playas del país
  • En Costa Rica se tienen 4 de las 8 especies existentes

El 16 de Junio se conmemora el Día Mundial de la Tortuga Marina, la cual es parte importante de la biodiversidad costarricense al visitar mares y playas, tanto del Pacifico como del Atlántico. Este año, su celebración se vino para la capital, con un festival urbano.

La actividad, organizada por el Centro de Rescate de Especies Marinas Amenazadas (CREMA), unió a diferentes organizaciones que trabajan por la protección de este y otros reptiles marinos que se encuentran amenazados. Participaron Fundación Corcovado, Reserva PacuareFundacion Corcovado, Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) y
Refugio Romelia.

Doña Tortuga Marina compartió con los visitantes citadinos. La organización asegura que el festival estuvo muy concurrido.

“Entre varias organizaciones que trabajamos con tortugas marinas queríamos traer esta actividad a San José, ya que mucha gente en el área metropolitana muchas veces no tienen contacto o no saben que es lo que se está haciendo en trabajo con tortugas marinas, la idea es acercar la gente del GAM al trabajo que hacemos” explicó Daniel Arauz, biólogo y miembro de CREMA.

La Universidad de Costa Rica fue el punto de encuentro para que artistas, músicos y diseñadores gráficos se unieran a los expertos con un objetivo: divulgar información sobre las tortugas marinas, sus ecosistemas y las amenazas que enfrentan. Pinturas, conciertos, actos culturales, intercambio de información, reclutamiento de voluntarios fueron parte de la actividad.

Tortugas en peligro

Costa Rica cuenta con especies de tortuga marina, entre ellas la Baula, uno de los reptiles más grandes del mundo, y la cual se encuentra en peligro crítico de extinción, explicó el biólogo. En esta misma zona se encuentra la tortuga Lora: “esta es la que se encuentra con una población más estable, sin embargo también se encuentra en peligro de extinción” explicó.

La tortuga de Carey es la que está en el estatus más alto de protección legal actualmente, ya que se encuentra altamente amenazada. “Es ilegal tomar sus huevos o hacer productos de artesanía con su concha” según Arauz, quien comenta que esta especie es muy rara de ver en las playas costarricenses.

La Plaza 24 de Abril de la UCR se llenó de actividades para aprender más sobre las tortugas marinas.

Y en las zonas de Limón y Tortuguero se puede ver comúnmente la tortuga Verde. En la actualidad todas las especies están en peligro de extinción y son protegidas por las leyes costarricenses.

Consumo de carne, extracción ilegal de huevos, prácticas de pesca insostenible son parte de las amenazas. Otro tema que trabajan las organizaciones es la problemática del plástico en los océanos.

Protección de la biodiversidad

En Costa Rica la Ley de Conservación de la Vida Silvestre (N°7317) indica que el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) establecerá “la lista oficial de especies en peligro de extinción, poblaciones reducidas, amenazadas y especies autorizadas para la cacería de control”.

Arauz comentó que la aplicación de este marco legal “a nivel marino se queda muy corto, no hay nadie revisando que se está pescando y cómo se está pescando, en el cuido de playas si se promueve bastante pero cuando están en el mar soy muy susceptibles” comentó.

Sin embargo también existen muchas organizaciones como las participantes del Festival, las cuales realizan acciones para la protección de los nidos y la conservación de las tortugas marinas del país.

Organizaciones como CREMA invitan a las personas a formar parte de sus grupos en redes sociales, participar de este tipo de actividades y voluntariados e informarse sobre el tema. Y es que acciones como el consumo responsable e informado es vital para contribuir con la conservación de tortugas marinas y otros reptiles que habitan los océanos.

**Fotografías cortesía de CREMA.

Comentarios